sábado, 1 de octubre de 2016

¿Quien es el Padre Farnés?


El Camino Neocatecumenal no podría haber nacido ni se podría haber desarrollado sin uno de sus tres fundamentos: La liturgia. Para muchos es desconocido sin embargo cómo los iniciadores del Camino, Kiko Argüello y Carmen Hernández, después de la experiencia en las barracas de Madrid, entraron en contacto con toda la renovación litúrgica del Concilio Vaticano II que se estaba produciendo en aquellos mismos años. No en vano ‘La renovación litúrgica es el fruto más visible de la obra conciliar’ como habían aseverado y constatado los obispos del mundo al concluir el Sínodo de 1985, dedicado a la evaluación de los primeros veinte años de aplicación de las orientaciones y directrices del Vaticano II, y esa renovación coincidió con una experiencia comunitaria que traspasó las fronteras periféricas de un suburbio para implantarse en miles de parroquias de todo el mundo.